lunes, 28 de diciembre de 2015

El Castell de Bellvet


El castillo de Bellver es un castillo de estilo gótico catalán de principios del siglo XIV situado a unos 2,5 kilómetros al suroeste de la ciudad de Palma,  sobre un monte de unos 112 m.  Tiene vistas panorámicas sobre la ciudad, su puerto principal y el de Portopí, la sierra de Tramontana y el plano central de Mallorca, las que le dan el nombre (del catalán medieval "bello veer"). Con el de Restormel (Cornualles), el de Michelstetten (Baja Austria), al que sirvió de modelo, y el de Montaner (Bearn, Gascuña), es uno de los cuatro únicos castillos europeos de planta circular. El Castel del Monte (1240) es similar con una planta poligonal con dos ejes de simetría.
El castillo de Bellver es formado por un tambor de dos pisos con un patio de armas central circular, que contiene una gran cisterna, y por una torre exenta circular, del estilo de los donjons. Este conjunto se encuentra rodeado por un valle, un revellín con barbacana, un contravall y un estrado encubierta. La torre tiene cuatro plantas y 25 m. de altura, sin contar la base troncocónica y se encuentra unida a la desterrada del tambor por un puente de unos 7 m de largo. En la base troncocónica de la torre también hay una cisterna, usada históricamente como prisión y llamada Olla, mitificada por los románticos.

El valle, el revellín, el contra valle y el estrado encubierta que, de dentro a fuera, circuito el núcleo y la torre maestra, son excavados en piedra arenisca de que se forma en la cima de la montaña. La puerta principal, situada donde el desnivel es menor, es defendida por un matacán encima, por la torre maestra, a un lado, por una barbacana situada sobre el revellín, al otro lado, y por un parapeto abultado con troneras, delante. Donde el desnivel es más grande, al lado de la barbacana contrario al portal del castillo, no hay contra valle sino que el revellín forma una gran plataforma circular.

El patio de armas
En el cuerpo del castillo, la planta baja se abre al patio con una teoría de arcos bajos de medio punto, soportados por 21 columnas cuadradas. Sobre esta arcada hay una galería de arcos ojivales, sustentados por 42 columnas octogonales, los cuales se entrecruzan y dibujan triángulos curvilíneos ciegos o con una abertura con forma de trébol, alternativamente. Esta combinación de pórticos superpuestos se encuentra también en el castillo de la Almudaina, de Palma, y ​​el palacio de los Reyes de Mallorca, de Perpiñán. La cisterna, el cuello de la cual se encuentra en el centro del patio de armas, recibe el agua de la desterrada y del valle.

El techo de las cámaras y de la galería de la planta baja es de vigas y las salas y la galería de la planta superior tienen bóveda de crucería. Las ventanas interiores y exteriores tienen bancos de piedra. En la planta alta, además de las cámaras, está la capilla de San Marcos, con una reja mudéjar, y una gran cocina

Los nombres que recibían las diferentes piezas del castillo en el s. XIV eran los siguientes: torre de las armas, otra casa [habitación '] de dicha torre, casa de los trigos, patio, boteilleria (donde estaban las botas de vino), otra casa (con un molino de sangre), herrería, capilla, cámaras.