jueves, 30 de junio de 2016

Diseño industrial


El estilo industrial es una de las opciones por las que se han decantado una buena parte de las personas que han querido darle un nuevo aire a sus apartamentos.

Esto se debe a que con él conseguimos como resultado un espacio con un aire minimalista, pero que al mismo tiempo destaca por la luminosidad.

Generalmente, cuando se apela por una decoración basada en un estilo industrial, hay dos palabras que guiarán toda esta experiencia. Esas son: funcionalidad y eficiencia.

diseno-de-mobiliario

Esos son los puntos de partida para todo decorador, ya que la ubicación e incluso la elección de cada uno de los elementos que formarán parte de nuestras estancias, se harán a partir de esas dos condiciones.

Cuando se trata de un estilo industrial para un apartamento, se recomienda que la cocina tenga forma de isla. Así se aprovecharán al máximo los espacios y al tiempo se logrará un efecto visual de amplitud. También la puedes acompañar con amplios armarios y muebles multifuncionales para garantizar el orden.

Otra buena idea es no hacer una separación entre la cocina y las demás estancias que la rodeen, especialmente si se trata del comedor y el salón, ya que esto nos permite una limpieza más fácil y más combinaciones entre las estancias.

Dependiendo de las condiciones en las que nos encontremos, podrás acompañar el salón de una chimenea eléctrica y hacer uso de una buena biblioteca. El estilo industrial va muy bien con los libros como elemento decorativo.

El baño será la parte más pequeña del apartamento y también la más alejada, particularmente porque allí se busca intimidad. En este caso puedes apostar por una lámpara que cuelgue del techo y una bañera con hidromasaje para relajarte.

Finalmente, el estilo industrial requiere de tonos neutros y del blanco, combinación que también gustará a los seguidores de estilos nórdicos.